Antillama

La propiedad antillama es la capacidad de la banda para extinguir la llama y la facilidad que tiene ésta para reaparecer una vez apagada.

En esbelt, dependiendo de la aplicación de la banda, la prueba de inflammabilidad se lleva a cabo según la normativa ISO 340 o ASTM D378.

La ISO 340 es una normativa antillama internacional.   Este ensayo de inflamabilidad se lleva a cabo según la normativa ISO 340 Conveyor belts Flame retardation Specifications and test method, en el laboratorio externo Applus, miembro del EGOLF European Group of Oficial Laboratories for FIRE Testing-.

Para proceder al test, la ISO 340 se precisan 6 muestras de la banda a ensayar. La llama se aplica sobre 3 muestras en sentido de urdimbre y 3 en sentido de trama. Una vez se retira la llama de las muestras, ésta debe extinguirse antes de 15 segundos para cada una de las muestras, y la suma total del tiempo que tarda dicha llama en auto-extinguirse en el conjunto de las 6 muestras debe ser inferior a 45 segundos. La llama no debe aparecer de nuevo cuando se le aplique una corriente de aire.

La ASTM D378 es la normativa antillama aplicada a las bandas transportadoras utilizadas en muchos de los aeropuertos de los Estados Unidos de América. El método utilizado para verificar el cumplimiento de dicha normativa, se describe en el artículo 30 del «Código de Regulación Federal (30 CFR) Mine Safety and Health Administration (MSHA)» del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

En resumen se cogen 4 muestras de la banda, 2 en sentido de urdimbre y 2 en sentido de trama, y se exponen por separado a una llama. Una vez se retira la llama, para poder certificar que la banda es antillama según la ASTM D378, la media del tiempo de extinción de la llama debe ser inferior o igual a 1 minuto. La incandescencia no puede superar los 3 minutos de media, después de ser retirada la llama.

Nuestras bandas con la propiedad  antillama se aplican mayormente en los sectores de Aeropuertos, Centros de Distribución y Logísticas y Azúcar Refinado.