ATEX

Partículas combustibles en suspensión, diseminadas por el aire en determinada concentración, pueden llegar a producir una explosión si están presentes los tres factores principales:

  1. Polvo de un tamaño y concentración determinada.
  2. El comburente(oxígeno) que produce el proceso de combustión.
  3. Un punto ígneo o fuente calórica (chispas producidas por la electricidad estática).

Los procesos en los que hay presencia de polvo y partículas son más susceptibles al riesgo de explosiones.

esbelt colabora en la prevención de los riesgos de explosión fabricando bandas anti-explosivas (ATEX) en las series DRAGO, ESPOT y FEBOR. Son bandas antiestáticas según norma ISO284, es decir, no acumulan electricidad estática evitando de esta manera chispas que podrían actuar como fuente de ignición para una explosión.

Nuestras bandas están certificadas según la Directiva 94/9/EC como componentes no eléctricos utilizados en equipos destinados a trabajar en atmósferas potencialmente explosivas y  ATEX-Categoría 2 de acuerdo a las normas EN13463-1:2001 – EN 13643-5 2003.

Aptas para trabajar en entornos potencialmente explosivos, con presencia de sustancias inflamables en forma de gases y/o polvo, por ejemplo en aplicaciones como elevadores de cangilones, carga y descarga de silos y transporte a granel de azúcar refinado.

ATEX logo