Antimicrobiana

La gama de bandas antimicrobianas esbelt AM, son una ayuda muy importante para garantizar la seguridad de los alimentos procesados si la vida útil del alimento es un objetivo estratégico. Su principio activo antimicrobiano no es bactericida, sino bacteriostático. Su función es prevenir que la banda añada carga microbiana al producto transportado.

A diferencia de las alternativas basadas en iones metálicos, nuestra  innovadora formulación no es hidrosoluble: es duradera porque resiste los más estrictos protocolos de limpieza de las bandas. Además el componente AM está incorporado es la propia fórmula de la banda por lo que sigue actuando si la cobertura se degrada o sufre grietas o cortes.

Reducen el crecimiento microbiano en más de un 95%. Además, inhiben la formación de biofilms contribuyendo a que la limpieza y desinfección  sea más efectiva.

Refuerzan las políticas de prevención. Mejoran la gestión del sistema HACCP. Reducen el riesgo de reclamaciones y devoluciones. Ofrecen seguridad adicional frente a auditorías y controles de terceros.